Industria 4.0: ¿Qué pasa con Lean?

¿Qué es la Industria 4.0? ¿Acabará con la “era del lean”? Aquí te mostramos un avance en exclusiva de un artículo que saldrá próximamente en el próximo número del Lean Management Journal (www.leanmj.com)

«Este articulo está escrito por el Dr. Torbjørn Netland, NTNU, Norway. Ha sido traducido con el consentimiento del autor y el original del mismo puede leerse en: http://better-operations.com/2015/03/16/industry-4-0-lean/«

Alemania, la locomotora de Europa, ha establecido un nuevo rumbo para el futuro de su industria de alta tecnología. Bajo la estrategia “Industria 4.0”, Alemania está en transición hacía la “cuarta revolución industrial”.

Programación en la nube, internet de las cosas, tecnología a tiempo real, análisis “Big Data”, robótica, inteligencia artificial, impresión en 3D etc… se prevé que van a revolucionar el modo en el que hacemos las cosas, o el modo de prestar nuestros servicios. De hecho, nuestras empresas y negocios están cambiando. Pero ¿esto dónde deja al Lean? ¿Estos desarrollos en la tecnología dejan a Lean irrelevante?

La cuarta revolución Industrial (Industria 4.0)

Industria 4.0 es la actual estrategia del gobierno alemán. Se presentó inicialmente como concepto en 2011, y ha sido investigado, debatido y largamente definido desde entonces. Industria 4.0 se basa en la estrecha integración de la tecnología moderna en la producción y en operaciones supply chain. (Llamados sistemas de producción cyber-físicos). El objetivo es crear “la fábrica inteligente” durante las siguientes dos décadas.

Industria 4.0 se refiere a la cuarta revolución industrial (ver imagen). La primera revolución industrial empezó en Gran Bretaña y tuvo lugar sobre el 170-1840. Implicó la creación de fábricas que utilizaban maquinas y energía del vapor de agua, para pasar de la producción artesanal a los procesos industriales en la industria textil. Un siglo más tarde, sobre 1870-1930, la segunda revolución industrial se aprovechó de la energía eléctrica y líneas de montaje en movimiento para introducir la era de la producción en masa.

La tercera revolución industrial empezó sobre 1970, y se aprovechó de los avances en las tecnologías de la información y la investigación en las operaciones, para cambiar el modo en el que planeamos, controlamos y automatizamos la producción. Contábamos con máquinas de control numérico, material resource planning software, MRP (después ERP), ingeniería asistida por ordenador, software de diseño y de producción (CAE/CAD/CAM), manejo de robots y conveyors. En medio de este paradigma de producción industrial nació Lean, parte en paralelo, parte como competidor, y parte en cooperación con la digitalización del lugar de trabajo. Hoy en día, lo último de la producción combina la filosofía del lean con la automatización y la tecnología IT.

Ahora nos encontramos en los inicios de la cuarta revolución industrial. Se introduce internet en la producción; se unen el mundo físico y el digital. La idea central es moverse de un modelo centralizado de producción, a un modelo descentralizado, en el que los materiales y las máquinas se comunican entre ellos en tiempo real, sin la necesidad de un plan establecido. La planta de las fábricas inteligentes se incrustará dentro de la cadena de suministro a través de la nube. Habrá un auto diagnóstico, auto optimización y auto configuración. El resultado es una red supply chain inteligente que, con autonomía, y automáticamente responda a los cambios en la demanda final.

Claramente, la industria 4.0, cuando se lleve a cabo, revolucionará los modelos actuales de cómo diseñamos, producimos, y entregamos los productos y los servicios, pero ¿se acabará entonces «la era del Lean»?

El papel de Lean en la Industria 4.0 (Lean 4.0)

Lean no palidecerá con la Industria 4.0, más bien al contrario; los principios Lean probablemente se convertirán en más importantes. La cuarta revolución industrial puede que desarrolle la verdadera empresa Lean. La Industria 4.0 permite una mayor comprensión de la demanda de los clientes y permite compartir inmediatamente los datos demandados a través de complejas supply chains y redes. Las fábricas inteligentes pueden producir más rápido, con menos desperdicio. La Industria 4.0 permite una mayor rapidez de flujo pieza a pieza (one piece flow), de productos personalizados. Tiene el potencial de reducir el inventario a través de supply chain.

Por otra parte, con cambios radicales en el entorno, llegarán cambios en lean como práctica. Asumimos que habrá menos tarjetas kanban, menos cuerdas andon, menos pizarras y ese tipo de técnicas en las fábricas del futuro. Pero no hay que compadecerse; Toyota nunca ha estado pendiente de este tipo de herramientas como un objetivo en sí mismas, las ven simplemente como soluciones técnicas para minimizar el desperdicio. Uno de los avances más prometedores es la posibilidad de compartir información en tiempo real y coordinarlo con la supply chain. Esto permite una mejora radical en el just in time ó producción pull.

Para resumir, las tecnologías de la Industria 4.0 puede que sean exactamente lo que necesitemos para crear lean supply chains y redes. Lean se trata precisamente de hacer más con menos, hoy y en el futuro.

Foto extraída de: La cuarta revolución industrial (fuente www.plattform-i40.de)

«Este articulo está escrito por el Dr. Torbjørn Netland, NTNU, Norway. Ha sido traducido con el consentimiento
del autor y el original del mismo puede leerse en: http://better-operations.com/2015/03/16/industry-4-0-lean/«